Secuestrando al navegador

Mayo 7th, 2004

Una método utilizado por algunas páginas para aumentar el número de visitas que reciben es el browser hijacking, que consiste en el uso de técnicas para modificar algunos aspectos de nuestro navegador, como, por ejemplo, nuestra página de inicio o la de búsqueda.

Qué se consigue con esto? Por una parte, aumentar el tráfico que recibe esa página, cosa que hará aumentar los beneficios por publicidad gracias a los banners que contendrá. Otras páginas lo utilizan para rastrearnos y espiar las páginas que visitamos, para crear perfiles sobre nosotros.

Existen diferentes tipos de técnicas para lograr estos objetivos. La menos peligrosa consiste en añadir un link a nuestros favoritos con el objetivo de que lo visitemos. También suelen modificar la página de inicio, de forma que cada vez que iniciemos el navegador iremos a parar a su sitio. Otros sitios más agresivos modifican nuestra página de busqueda de modo que nuestro buscador por defecto será el suyo; algunas incluso nos harán creer que el buscador utilizado habitualmente (Google, Yahoo,…) funciona correctamente, pero los resultados ofrecidos no serán correctos, apuntando en su mayoría a su página. Finalmente, las más peligrosas llegan a modificar el registro de Windows, a deshabilitar las opciones de Internet o a instalarnos programas de forma que cuando reiniciemos el ordenador los cambios que han hecho se mantengan.

Para poder recuperar nuestro navegador, en un principio nos servirá el mismo programa que utilicemos para eliminar el spyware, por ejemplo Ad-Aware o SpyBot.

En caso de que con estos programas no consigamos recuperar el control de nuestro navegador podemos utilizar otros más avanzados como Hijack This, cuyo uso es más complicado pero nos asegurará el borrado de cualquier hijacker.

Guardado en Artículo | Comentarios desactivados en Secuestrando al navegador

Los comentarios están cerrados.