Ordenadores portátiles seguros

Mayo 28th, 2004

Si disponemos de un ordenador portatil deberemos tener más precauciones aun que con un ordenador de escritorio.

En primer lugar, deberemos tomar las medidas adecuadas para que el ordenador no pueda ser robado. La primera medida básica para esto es no perder nunca de vista el ordenador, a no ser que esté en un lugar completamente seguro. En caso de que estemos en un lugar poco seguro, deberemos intentar alejarnos lo menos posible de él. Si estamos en algún lugar público donde sean frecuentes los robos, no deberemos soltarlo nunca, llegando, si es necesario a llevarlo colgado al cuello y cruzado, de forma que no nos lo puedan quitar por el método del tirón.

Cuando estemos trabajando con él en algún lugar público o semi-publico odemos optar por utilizar cables de seguridad, como los de tipo Kensington. Estos cables son de acero y permiten amarrar el portátil a la mesa, de forma que nadir podrá llevarse el ordenador, existiendo modelos que incorporan alarma para avisarnos de un intento de robo. Para ello, es necesario que el portatil disponga de la ranura para acoplar este tipo de cables, aunque hoy en día es habitual que la mayoría lo incorporen.

Para el caso de que perdamos o nos roben el portátil será útil que hayamos realizado unas cuantas acciones preventivas, tanto para impedir el acceso a los datos por parte del ladrón como para disponer nosotros de esos datos. En primer lugar, es más que aconsejable tener activada la contraseña tanto de arranque como la del sistema operativo. Esto detendrá, como mínimo al ladrón inexperto, pero no evitará que alguien con conocimientos acceda al ordenador. Por ello la mejor opción es guardar todos nuestros datos cifrados, existiendo multitud de programas que realizan esta función e incluso algunos que vienen con el propio sistema operativo. No debemos confiar en la protección que nos puedan ofrecer los programas de ofimática (Word, Excel,…) cuando guardamos los ficheros con contraseña, ya que estas son fáciles de descubrir.

Idealmente, guardaremos también todos nuestros datos en un sistema aparte, ya sea almacenandolos externamente a través de Internet o bien mediante un disco duro USB que mantendremos alejado del ordenador cuando no estemos utilizandolo para evitar que nos roben los dos simultaneamente.

Guardado en Artículo | Comentarios desactivados en Ordenadores portátiles seguros

Los comentarios están cerrados.