El registro de Windows

Agosto 31st, 2004

Mucha de la información necesaria para el funcionamiento de Windows se guarda en el registro. El registro es una base de datos donde se centraliza la configuración del sistema, del hardware del que disponemos y de muchas aplicaciones. En versiones anteriores de Windows esta información se guardaba en ficheros de texto (normalmente con extensión INI) y cada aplicación los guardaba en diferentes directorios, lo que complicaba buscar el que nos interesaba para modificarlo. A partir de Windows 95 se implementó este nuevo sistema que permite editar los datos que contiene desde un único sitio.

El registro está organizado en una serie de carpetas y subcarpetas donde se almacenan las claves y el valor que tienen. Esta estructura lógica es muy parecida a un sistema de ficheros, donde las claves se corresponden a los nombres de los ficheros y los valores al contenido de ese fichero. De ese modo, podemos acceder al valor de una clave navegando hasta la subcarpeta donde está la clave y visualizando su valor.

Para poder editar el registro disponemos de dos herramientas, regedit.exe y regedt32.exe. Podemos ver las diferencias entre los dos en este artículo de la Microsoft Knowledge Base. Es bastante peligroso editar directamente el registro, ya que si nos equivocamos haciendolo podemos dejar el sistema en un estado inestable o incluso inservible, de forma que podemos tener que reinstalar el sistema operativo. Además, existe el riesgo de corrupción del registro de forma que no sea posible recuperarlo.

Por ello, es adecuado realizar copias de nuestro registro habitualmente. Para hacerlo podemos utilizar ERUNT, que nos permite realizar una copia de todo el registro y posteriormente restaurarlo desde DOS o desde la Consola de Recuperación de Windows. Este programa nos permite planificar copias diarias del registro de forma que podemos volver a estados anteriores cuando lo necesitemos.

Del mismo autor es NTREGOPT, que permite optimizar el espacio que ocupa nuestro registro. Cuando instalamos y desintalamos muchos programas se crean y se borran claves en el registro, pero el espacio que ocupan estas claves puede no recuperarse totalmente. NTREGOPT funciona creando un nuevo registro que contiene solo las claves existentes sin el espacio vacio que hayan podido dejar las borradas, aprovechando mejor el espacio en disco que ocupa el registro.

Otra causa de problemas en el registro son los programas que crean claves en él que despues no son borradas. Esto provoca que el registro se llene de claves repetidas o innecesarias. Existen diversos programas que nos permiten la limpieza del registro, como Easy Cleaner, aunque debemos tener especial cuidado con el uso de estos programas porque podemos borrar sin querer claves que son necesarias para el buen funcionamiento de nuestro ordenador.

Finalmente, existen toda una serie de “trucos” que podemos aplicar a nuestro ordenador para cambiar alguna de sus funcionalidades a través de modificaciones en el registro. Hay una lista bastante completa de estas modificaciones en Winguides.

Podeis encontrar más información en los siguientes libros: Microsoft Windows XP Registry Guide y Managing the Windows 2000 Registry.

cover
cover

Guardado en Artículo | Comentarios desactivados en El registro de Windows

Los comentarios están cerrados.