Lidiando con spyware y adware (II)

junio 24th, 2005

Los fabricantes de spyware intentan instalar sus programas en nuestro ordenador a cualquier precio. Algunos de ellos, además, intentan dificultar la desinstalación mediante diversas técnicas, llegando incluso a modificar ficheros críticos, de forma que si son desinstalados pueden dejar nuestro sistema fuera de servicio. Y todo eso, ¿para qué?

El caso más habitual de spyware es aquel que monitoriza la navegación que hacemos por Internet. Como ejemplo, tenemos a Cydoor, el cual redirige las páginas por las que navegamos para que pasen por su servidor, de forma que pueden conocer nuestros hábitos de navegación.

Otros redirigen nuestras búsquedas hacia su servidor. De esta forma, cuando buscamos algo en Google o en Yahoo, en realidad nos redirige hacia su servidor que nos ofrece una serie de resultados que muchas veces no tienen nada que ver con lo que hemos buscado y que son simples enlaces hacia páginas de empresas que tienen alguna relación con el spyware instalado. Un ejemplo de este tipo de spyware es CoolWebSearch que, además, es conocido por la dificultad que comporta su desintalación en muchos de los casos.

También existen otros, como LOP, que muestran mensajes emergentes con links hacia su página y hacia otras, de forma que su fabricante cobra una comisión cada vez que entramos en alguna de esas páginas.

Finalmente, otros utilizan diversas técnicas para espiarnos, como monitorizar las teclas que pulsamos, realizar llamadas a través de nuestro módem o combinaciones de diversas de estas técnicas.

Guardado en Artículo, Seguridad 101 | Comentarios desactivados en Lidiando con spyware y adware (II)

Los comentarios están cerrados.