El basket en La Sexta

Septiembre 23rd, 2007

La Sexta

Vaya por delante que no soy demasiado seguidor de los deportes, ni de practicarlos ni de verlos por televisión, pero si hay uno que si disfruto viendo es el basket, especialmente si son partidos buenos como la mayoría de los que ofreció la selección española en el Eurobasket.

Y aunque ya hace unos días que se acabó, tengo que quejarme de las retransmisiones de La Sexta, ya que no he visto a casi nadie protestar por ellas. No entro en la guerra de las cadenas ni los derechos, porque no tengo ni idea, pero a que retransmita los partidos una cadena que maltrata tanto a sus espectadores no hay derecho.

No me refiero a las supuestas gracias de Andrés Montes, que pueden gustarte o no, aunque cuando ves tres partidos seguidos deseas que le pongan un equipo de guionistas a inventar frases nuevas, sino al poco aprecio por lo que está sucediendo durante el partido.

Andres Montes

Los comentaristas, tanto Montes como Iturriaga, muchas veces no se enteran de lo que está pasando, de quien ha sido una falta, de que han pitado los árbitros o de cuantas faltas lleva un jugador. Y no es que yo sea fanático de este tipo de datos, pero no puedes decir que echan a la calle a un jugador tras pitarle una falta cuando era la cuarta personal.

Mención aparte merece la realización, horrorosa, que han hecho de estos partidos. ¿Qué nos importa ver a Marichalar, Pedro J. o a cualquier otro entre el público si hay una jugada en el campo mientras tanto? ¿Porqué tuvimos que ver como enfocaban siete y ocho veces a Nadal durante uno de los partidos? ¿Porqué utilizaban algunas cámaras aéreas que no permitían ver bien la jugada y encima mareaban?

Por no hablar, claro, de la publicidad, exagerada en cantidad, no solo durante los intermedios y los tiempos muertos, sino sobreimpresionada en pantalla y, por si fuera poco, también los comentaristas hacían publicidad. Además, en varias ocasiones, volvieron de publicidad con el partido ya empezado, el colmo.

Como conclusión, contento por el resultado final (lástima de no haber ganado) y no tanto de la retransmisión.

Guardado en varios | 1 comentario »
Etiquetas: ,,,

1 comentario

  1. Alex dijo:

    Bueno, en primer lugar invitarte a que te pases por el Foro de ACB.COM, donde podrás ver infinidad de críticas a las Retransmisiones de La Sexta desde que comenzó el Eurobasket :D, todas en la linea de lo que comentas: publicidad desmedida, planos irrelevantes de famosos, el particular tono empleado por comentaristas…

    Yo siendo un poco purista de este deporte como soy, voy a romper una lanza en favor de La Sexta. Sí, prefiero sin dudarlo a la pareja Barthe-Creus antes que a Montes y cualquiera de sus escuderos, no pienso probar nunca Toro XL por lo cansinos que han sido, y probablemente cambie de canal cuando me encuentre al maldito Shark en televisión, pero la apuesta de La Sexta por el basket ha sido más que eso.

    Hemos tenido un Carrusel que nos ha permitido ver a TODAS las selecciones de este Eurobasket, cosa impensable para TVE; hemos tenido programas especiales (si bien no tantos como en el Mundial de Japón); hemos tenido una cobertura web más que aceptable con http://www.balonsexta.com; y sobretodo hemos tenido algo que desde hace mucho tiempo reclamamos los propios aficionados: promoción del baloncesto. Sí, por interés de La Sexta, claro está, pero llevamos años protestando por la nula promoción que TVE se encarga de hacer de un deporte que, para nosotros, tiene mucho potencial, y que La Sexta ha tratado de hacer llegar al gran público a través de fórmulas no habituales: retransmisiones “distintas” que no exigen al espectador a tener nociones de los entresijos del juego, una descarada apuesta en favor de la espectacularidad del propio juego o vender la idea de que el basket es “cool” y le puede gustar a todo el mundo.

    En definitiva, han tratado de abrir las retransmisiones al espectador medio, al no entendido, al que no sabe quién es el rubio grandullón de alemania que las enchufa de todos los colores o todavía se pregunta por qué el griego ese con cara de cabreado nunca es titular. ¿El precio? No satisfacer a los aficionados de toda la vida, porque mal que nos pese, nosotros vamos a seguir pegados al televisor.